11 Saltar al contenido

Ruda: Beneficios y propiedades

octubre 17, 2021
RUDA

Ruda: Beneficios y propiedades

Familia: Rutaceae

Género:  Ruta

 Que es la ruda

 La ruda es una planta que alcanza hasta medio metro de altura, se caracteriza por tener un tallo leñoso muy ramoso; sus hojas compuestas de hojuelas algo gruesas, de color ceniciento y color característico muy desagradable.

 La florescencia es en ramilletes amarillos, el fruto es una capsula en 4 o 5 divisiones y contiene innumerables semillas.

Es natural de Europa, pero hoy se halla aclimatada y cultivada en casi toda América.

 Beneficios de la ruda

 La ruda es una planta medicinal excitante de las funciones digestivas, es excelente para la crisis de histeria y como sudorífico.

El uso más de la ruda es llamar la regla suspendida bruscamente, lo que produce dolores de cadera y vientre o malestar general.

Las mujeres embarazadas no deben tomar ruda, pues pueden predisponer al aborto, con graves consecuencias.

El uso diario de una taza de té de ruda en la cantidad indicada se recomienda contra los nervios y calambres.

Adicionada a manzanilla alivia la jaqueca.

Es un abortivo peligroso.

El olor de la planta de ruda ahuyenta a los insectos.

La ruda sirve como un poderoso remedio para las enfermedades del útero. Es recomendada en las hemorragias uterinas las cuales son detenidas inmediatamente.

La ruda aromática se aconseja contras las incontinencias urinarias.

Los cogollos en infusión sirven para combatir las enfermedades nerviosas, vértigos, dolores de cabeza, debilidad general, congestión estomacal, reumatismo y gota.

Propiedades de la ruda

La ruda tiene variadas Propiedades terapéuticas, utilizada en remedios naturales es antiespasmódica, emanagoga (provoca la mestruación), vermífuga, flebotónica (tonifica los vasos sanguíneos) y vermífuga (ayuda a combatir parasitos intestinales) es efectiva en el alivio de dolores de cabeza y dificultades respiratoria.

Contraindicaciones de la ruda

La ruda es venenosa y tomándola en buena cantidad puede ocasionar fiebre, irritaciones o inflamación en la lengua.

Sequedad de la garganta, dolores epigástricos y vomito, cólicos, depresión y lentitud en el pulso.

Enfriamiento de la piel, movimientos convulsivos, contracción de la pupila, aturdimiento, alucinaciones, somnolencia y aun la muerte.